Nuevo alojamiento, nuevo blog continuación del otro nacido hace 11 años y medio

209 1

Cuando parece que las redes sociales con sus textos mínimos iban a matar a los blogs, voy yo y le doy continuidad al otro, al de Blogger. Facebook y sus chismes, Instagram y sus fotitos, o bien Twitter y sus hilos, todos son síntomas, parece que nos han acostumbrado a leer poco y mal, información fragmentada, frases contundentes pero cortas, muy cortas. Mi alumnado suele decir que si un comentario en Instagram tiene más de línea y media, se lo saltan por sistema, les aburre algo que se aproxime a las dos líneas, y lo curioso es que a los adultos les está pasando lo mismo. Pues bien, ¡toma del frasco, Carrasco! Ya llevo muchas líneas en el primer párrafo.

Un blog puede servir para muchos quehaceres, por ejemplo, soltar opiniones como churros, escupir críticas sin freno, bombardear retinas con fotos y vídeos de todo pelo y señal, pero sobre todo es un trozo de ti mismo, una forma de comunicar lo que te bulle dentro. Hay tantos estilos de blogs como personas que los perpetran, así que el mío seguirá siendo tan caótico como yo, tan desordenado como yo, tan yo.

Seguiré escribiendo en Twitter, en Medium y hasta en las paredes. Aquí vendrán otros textos, sin orden, sin tema conductor, un altavoz que pretenderá comunicar todas mis tormentas neuronales con mi peculiar estilo. De momento este es el primer post con el nuevo interface, vendrán más.

 

 

Mikel

Mikel

Antimilitarista, bilbaino, irakaslea, geek, microbiólogo, euskaldun y procrastinador. Bastante ácrata e idealista. Naturazalea eta mendizalea.

1 comment

Deja una respuesta